ENVÍO GRATUÍTO PARA COMPRAS SUPERIORES A 180€

Skip to main content
decoracion-arabe-marroqui

Decoración Árabe y estilo Marroquí

La decoración árabe o marroquí es un estilo de decoración exótico que utiliza elementos decorativos como cojines, alfombras coloridas y lámparas de forja para seducir.

Éstos no son los únicos elementos que se utilizan en este tipo de decoración. Se utilizan otros elementos decorativos basados en la cultura árabe como son las cachimbas, teteras o farolillos de cristal.

La decoración marroquí o árabe basada en elementos básicos como el color, la geometría y la sensualidad es cada vez más popular en la decoración de interiores de todo el mundo.

Decoración árabe

La decoración o estilo árabe también conocida como decoración marroquí está llena de encanto y misterio, que bebe de su propia cultura árabe e identidad oriental.

Está basado en el uso de materiales naturales como el vidrio, madera, cerámica o arcilla.

Decoración árabe y estilo marroquí

Pero sobre todo cuenta con elementos decorativos que se siguen utilizando hoy en día en nuevas construcciones, pero también se siguen conservando en hogares antiguos, como son simetrías imposibles y arcos de ventanas y puertas túmidos, lobulados o copiales.

Detalles que demuestran la belleza natural de este estilo de decoración, detalles que siguen unos patrones basados en la naturaleza.

Si buscamos dar un toque de originalidad y aportar un poco de paz a nuestro hogar sin duda introducir la decoración árabe es una buena forma de hacerlo equilibradamente.

Para lograr ese estilo de decoración árabe existen muchos artículos como biombos, cortinas vaporosas, objetos decorativos de plata envejecida o incensarios de madera que aportarán esa pincelada de autenticidad necesaria.

Tadelakt

En el estilo de decoración árabe las paredes lucen exóticos y llamativos colores, éstos se realizan normalmente con la técnica tadelakt.

Material Tadelakt en decoración árabe

Gracias al tadelakt se consiguen colores como el color rojo y naranja inspirados en las magníficas puestas de sol, o colores como el azul profundo y verde inspirados en el mar.

Pero sobre todo existe un grupo de colores que es el que más gusta a la población marroquí, quizás porque recuerdan a los tonos del desierto, y no son otros que el color dorado, marrón claro, amarillo y gris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *