PRODUCTOS DESTACADOS

Mostrando 1 - 64 de 188

Apliques de pared de diseño

Tipos de lámparas de pared de diseño

SEGÚN LUZ:

Apliques de pared led

Cada vez podemos apreciar más apliques LED en domicilios y es que, son una gran forma de iluminar una estancia de forma indirecta, proporcionándole un ambiente cálido.

Los apliques LED tienen una vida útil muy larga (rondan las 50,000h de uso) y muy poco consumo. Presentan los mejores valores de eficiencia en el mercado con 70-90 lumen/vatio y una excelente direccionalidad de la luz.

Apliques halógenos

Los apliques halógenos también son una buena opción a la hora de decorar nuestro hogar, suelen ser más económicos ya que no incluyen el LED. Aunque su luz no es tan “limpia”, no debemos descartar esta opción.

En la actualidad, los apliques halógenos llevan portalámparas muy utilizados, tipo E27, E14 o GU10, lo que los capacita a funcionar con cualquier bombilla, ya sea halógena, de bajo consumo o LED.

SEGÚN EL DISEÑO:

Tubos

Los apliques de pared con forma tubular son una increíble opción para poder aportar un punto de distinción y sencillez a cualquier ambiente.

Podemos colocarlos en el salón, para poder iluminar este de forma indirecta, creando un ambiente acogedor o en el pasillo como luz de paso.

Luz para lectura

¿Te gusta leer en la cama? ¿Tener un punto de luz indirecto en tu dormitorio? Sin duda,  cada vez son más las personas que optan por colocar en sus dormitorios este tipo de luminarias. 

A la hora de leer en la cama, tener un buen punto de luz es fundamental, dicha luz debe ser confortable y funcional al mismo tiempo. La luz debe ser homogénea, uniforme y sin sombras.

Si tu intención no es leer en la cama, si no tener un punto de luz que ilumine levemente el dormitorio, también podrás encontrar colgantes de techo o apliques con pantalla, perfectos para dar una luz cálida y acogedora.

SEGÚN EL ESTILO:

Apliques de pared modernos

La decoración moderna se basa en la armonía, funcionalidad y simplicidad en la que predominan la sencillez y las líneas rectas y depuradas.

Las luminarias se ajustan a los diferentes estilos decorativos, con el fin de destacar dentro de cada estancia. En las luminarias modernas, predominan los colores básicos y las formas sencillas.

Apliques de pared nórdicos

El diseño de los apliques de pared nórdicos es minimalista, intenta mostrar elegancia y simpleza, es capaz de atrapar miradas. Al igual que el estilo moderno, utiliza líneas rectas, luminarias suaves y en su mayoría, luminarias con acabado blanco o madera.

Apliques de pared vintage

La decoración Vintage está  ahora más de moda que nunca. Se basa en una decoración compuesta por aquel mobiliario y elementos decorativos que poseen cierto tiempo. Sus tonos suelen ser neutros aunque todo va en función de la decoración, puedes optar por luminarias de tonos más llamativos. Los apliques de pared Vintage juegan un papel muy importante, por ello hay infinidad de modelos diseñados para darle el toque especial que tanto buscas.

SEGÚN LA UBICACIÓN:

Apliques de exterior

Si cuentas con una zona de exterior que deseas iluminar, ya sea una entrada, porche, patio, jardín etc la mejor opción es colocar apliques de pared.

Para elegir un aplique de exterior, primero debes ver donde quieres colocarlo y saber el tipo de luz que necesitas.  Una vez tengas claros estos dos pasos, es muy importante que te fijes en el nivel de protección de las luminarias. El nivel de protección (IP) determina la protección de la luminaria contra los diferentes agentes externos como el polvo y el agua, cuanto mayor IP más protegida estará la luminaria.

Apliques de interior

Los apliques para interior están diseñados para proporcionar una iluminación y una decoración “extra”.  Recomendamos su uso para complementar y acompañar a la iluminación central. 

Son una buena opción para destacar elementos decorativos, como alguna vitrina, cuadros etc. o proporcionar una luz indirecta, la cual proporcionará un confort visual único.

Cómo instalar los apliques de pared

Para instalar correctamente un aplique en la pared hay que seguir unos pasos fundamentales:

Primero de todo, antes de colocar cualquier luminaria hemos de apagar la luz.


Posteriormente colocaremos la placa de montaje en donde queramos que se sitúe dicho aplique. El aplique debe encajar en la placa, por lo general, esto se conseguirá girando la lámpara sobre la placa y colocándola de tal forma que enlacen los tornillos de la placa.


El tercer paso y más importante es conectar los cables a la corriente, para ello, debemos atornillar de forma correcta la placa de montaje a la luminaria y conectar los cables de la luminaria con la electricidad. Para ello, se deben pelar los cables de la lámpara y de la corriente para poder empalmarlos. Una vez hayamos pelado los cables, conectaremos en la regleta el cable negro con el negro y el azul con el azul, si la luminaria incorpora el cable de tierra (verde/amarillo) se enchufa igualmente a la regleta. Normalmente los apliques no incluyen este último cable.


Finalmente, y una vez tengamos todo bien conectado, colocaremos el aplique y su correspondiente bombilla con cuidado.