Mostrando 1 - 64 de 93

Iluminación de exterior

Iluminar el camino

Si nuestro jardín cuenta con un camino o sendero es obligatorio que se ilumine con algún tipo de luminaria baja como pueden ser las balizas. En la decisión de elección de balizas el punto más importante es que nos guste como queda en el lugar de su instalación (quizás el más difícil de todos si contamos con un amplio abanico de posibilidades).

Existen bañadores y focos de led de "mil y una formas" distintas, incluso existen focos con Leds RGB.

Para ayudar a crear un ambiente acogedor, es recomendable que la tonalidad de la luz sea cálida de 2700-3000ºK.

Iluminar paredes

Para iluminar las paredes podemos utilizar bañadores o apliques, si la pared es demasiado alta podemos utilizar apliques bidireccionales. En algunas zonas especiales como pueden ser las escaleras podemos colocar empotrados para señalizar zonas de baja luminosidad.

Iluminar zonas de relax

Si disponemos de zonas de exterior en nuestra vivienda, es muy probable que contemos con una zona de relax donde nos juntemos con amigos para cenar, o que la utilicemos para descansar. Debemos decorarla con varios tipos de lámparas pero siempre, preferiblemente, con un tono de luz cálido de 2700-3000ºK. Una opción es utilizar luminarias con una intensidad regulable y jugar con la intensidad requerida para cada momento.

Si en nuestra zona de relax contamos con un conjunto de mesas y sillas al aire libre no podremos instalar una lámpara de techo para iluminar nuestro centro de mesa, deberemos entonces colocar varias lámparas de pie cercanas a la mesa principal.

El fabricante Vibia cuenta con la familia de productos "HALLEY" que puede realizar la función de una lámpara colgante. Este efecto lo consigue gracias a que su cuerpo está curvado y junto a su altura simula una caña de pescar doblada. Si la iluminación queda algo pobre siempre podremos instalar una pequeña lámpara de sobremesa en el centro.

Para los momentos más íntimos y relajantes podemos colocar lámparas chillout. Lo más habitual es colocar lámparas de suelo con distintas formas que puedan pasar desapercibidas por el día y tomen una mayor importancia por la noche. También existen lámparas de estilo "mobiliario" que pueden utilizarse como mesas o sillas.