Mostrando 1 - 16 de 16

Ventiladores de techo

Existen zonas de una vivienda en las que es suficiente con mover el aire para refrescar la habitación. Por lo que instalar un ventilador de techo es una opción ideal, además si os contamos que existen modelos que incluyen una funcionalidad para invierno se convierte en una opción con muchas más posibilidades.

Está claro que el diseño de nuestro ventilador es importante, probablemente lo más importante en la decisión final. Nos ayudará a decantarnos por un modelo u otro, pero no debemos olvidar algunas de las características que os contaremos a continuación.

Tamaño y potencia

El tamaño y la potencia de nuestro ventilador dependerá en gran medida del tamaño de nuestra habitación, contra mayor sea el tamaño de la habitación necesitaremos un ventilador más potente y con un diámetro superior, los tamaños más comunes son: 75cm, 106cm, 122cm y 132cm.

El número de palas también es importante, a mayor número de palas el volumen de aire movido será mayor. Debemos tener en cuenta la altura a la que se encuentra el techo del suelo de nuestra habitación para elegir una altura del ventilador adecuada.

Si vamos a utilizar el ventilador tanto para ventilar como para hacer las veces de lámpara de techo, debemos tener en cuenta que un ventilador no está pensado para iluminar una habitación y su potencia es reducida, aunque existen modelos con varias fuentes de luz que pueden iluminar toda nuestra habitación.

Controlando nuestro ventilador de techo

A día de hoy tenemos tres opciones a la hora de elegir la forma de controlar nuestro ventilador: por mando a distancia, haciendo uso de las cadenas que cuelgan del centro de nuestro producto, colocando un interruptor en la pared de nuestra habitación.

Todos conocemos el funcionamiento y finalidad que tiene un ventilador en verano (movimiento en sentido de las agujas del reloj), pero además existen ventiladores que se mueven en dirección contraria a las agujas del reloj y producen una sensación de calidez.

Desgraciadamente no todos los ventiladores tienen esta opción y los que la incluyen suelen ser algo más caros, pero sin duda es una buena opción a la hora de ahorrar dinero con la factura de la luz en invierno y verano.

Si buscamos un ventilador que nos ayude a ahorrar en nuestra factura de la luz debemos tener en cuenta que existen dos tipo de motores; los motores de corriente contínua (DC) y los motores de corriente alterna (AC).

Las principales ventajas de los motores de corriente contínua frente a los de corriente alterna son su bajo consumo y su capacidad para funcionar a bajas velocidades, lo que los hace aún más sileciosos. Su inconveniente es que son más caros que los motores de corriente alterna.